BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

jueves, 25 de febrero de 2010

Crónica de la Convención Twilight de Inglaterra (Febrero 2010)

fuente edwardybella.com via GranamorE&B


El viernes 19 de febrero ha tenido lugar una convención en Inglaterra a la que nuestro Webmaster y yo, Lenny_black, hemos acudido.

En ella pudimos disfrutar de la presencia de los siguientes actores: Charlie Bewley (Demetri), Jamie Campbell-Bower (Caius), Christopher Heyerdahl (Marcus), Tinsel Korey (Emily) y Kiowa Gordon (Embry). También contamos con la presencia de la autora de los libros de “Vampire academy”, Richelle Mead y el diseñador John Henson, propietario de una colección privada de trajes de la película, tanto algunas réplicas como aquellos usados durante el rodaje del film.

Me gustaría, por tanto, poder contaros la experiencia vivida allí, pues fue un fin de semana fantástico.



En primer lugar, me gustaría felicitar a los organizadores del evento, pues la convención transcurrió, durante los tres días que duró, sin percances de ningún tipo, sin gritos y sin enormes colas de fans.

Había tres tipos de entradas: Gold, Silver y Standar. Nosotros teníamos esta última pero aún así no perdimos detalle de nada.

Nuestra entrada incluía las firmas de todos los actores, el acceso a las tres fiestas, las cuáles voy a relatar a continuación, y varias charlas con ellos en las que uno de los organizadores les iba haciendo las preguntas escritas previamente por los fans. Las charlas duraban una media de tres cuartos de hora cada una.

Pues bien, respecto a las fiestas temáticas, la del primer día consistía en recrear la Guerra Civil Americana. Dicha fiesta empezaba a las 9 pm. Esa noche pudimos ver por allí a Charlie Bewley (Demetri), y dado que el ambiente era relajado y distendido pudimos tranquilamente hacernos fotos con él y pasar un rato agradable.

El segundo día era la “fiesta de graduación”, por lo que nos vestimos con nuestras mejores galas y bajamos al enorme salón donde, como el día anterior, nos esperaba un decorado muy bonito. La sala constaba de varias mesas redondas y al final de la misma estaba la pista de baile: una tarima de madera y un pequeño “escenario” con varios carteles gigantes con fotos de personajes de Crepúsculo. Había un “dj” que nos ponía las canciones que eligiésemos, sólo teníamos que escribirlas en una pizarra y él las iba fichando. Por supuesto, las más sonadas eran las canciones de Muse, sobre todo Supermassive Black Hole y Time is running out, pero también Katy Perry, Lady Gaga y otras tantas novedades musicales, aunque también teníamos los típicos bailes estilo “macarena” para seguir los pasos.

Además del decorado, ese día dispusieron varios “chiringuitos” estilo feria de pueblo, donde podías jugar al tiro con arco, al típico juego de derribar las latas o a encestar en una canasta. Los premios eran peluchitos y podías jugar gratis todo lo que quisieras. Esa noche coincidimos con Christopher Heyerdahl (Marcus), que puedo decir que es un hombre encantador y muy atento con sus fans, también nos hicimos con él un par de fotos más.

El tercer y último día fue la fiesta de los neófitos, para mí la mejor noche, puesto que había encargado por internet un vestido ghótico para la ocasión y un par de lentillas rojas. Así que me presenté en la fiesta de esa guisa, ropa negra con miles de lacitos y collar de perro incluido, una cruz con brillantes rojos al cuello, mi maquillaje corrido y las lentillas rojas que a más de una le dieron un buen susto. Pero no era la única que se tomaba literal lo de las fiestas temáticas. Había muchos disfraces que estaban realmente trabajados. Teníamos a la versión inglesa de la familia Cullen al completo. Cada uno caracterizado perfectamente de su personaje, el día anterior se habían presentado con sus mejores galas (vestidos exactamente igual que en el film) pero a esta fiesta vinieron representando el inicio de cada uno de los Cullen (teníamos a la Alice salida del manicomio, con camisa de fuerza incluida. Al Jasper militar recién convertido. A Rosalie en plan novia cadáver, etc), otras chicas decidieron probar a innovar y así fue como vimos a la versión de Bella enrollada en una sábana y con pluma en la cabeza (suponemos que representaba la escena de la mañana siguiente del despertar con Edward en Isla Esme) y otros personajes de otras series (como una chica que se caracterizó de Sooki Stanhouse (Anna Pakin en True blood) llevando el uniforme de camarera del Merlote´s (quién vea esta serie sabrá de lo que hablo). Ese último día volvimos a coincidir con Charlie Bewley en la recepción del hotel donde se celebraba la convención y de nuevo con Chris Heyerdahl, estuvimos un rato con cada uno de ellos. Incluso le hablamos a Chris de nuestra web y le pedimos que nos dedicase un saludo (como podéis ver en el video que tenemos puesto en la página principal).

Bien, eso fue a grandes rasgos la descripción de las fiestas que los de la organización nos tenían preparadas. Ahora pasaré a hablar de las firmas y de las fotos.

Como os dije al principio, con la entrada estándar teníamos derecho a las firmas de los cinco actores y así fue. Nos dieron una hoja en la que venían dispuestos los horarios por grupos, y a cada grupo le tocaba la firma de un actor a la hora determinada (aunque si en verdad se te pasaba la hora no tenían ningún problema en dejarte pasar a la siguiente). Este sistema nos permitió obtener las firmas de cada actor sin agobios y con una sencilla cola que como mucho se prolongaba durante 2 ó 3 minutos, no más. Bromeamos con ellos mientras nos firmaban las fotos que nos daban para cada actor, aunque en realidad podías pedirles que te firmaran lo que quisieras (libros, posters, una camiseta, lo que quisieras).

Las fotos sí que había que pagarlas a parte, valían 10 libras cada una y 15 la de Jamie Campbell, pues se le consideraba el más importante de los actores que acudían a ese evento. Por supuesto, nadie te obligaba a comprar las fotos, pues muchas veces podías fotografiarte con ellos si te los encontrabas por los pasillos (cosa muy común) y eso, claro está, era gratis.

Había más cosas a parte en la convención. Por un lado estaba la tienda con todo el merchandising de la saga (vasos, posters, camisetas, libros, figuritas y cosas mucho más originales, como por ejemplo el atrapa-sueños que Jacob le regala a Bella en Luna Nueva, que era realmente bonito).

También se organizaban otro tipo de charlas llamadas “Guest Encounter” en la que reunían en una sala a tan sólo 10 personas con el actor que ellos eligieran de los cinco, la cuestión era que tenían que pujar para ser uno de los elegidos, la cantidad del último que pujaba era el precio que quedaba acordado para esa charla privada (por ejemplo, si el décimo pujante ponía 20 libras ese era el precio que tenían que pagar todos).

Luego estaban las subastas propiamente dichas. Ahí podías adquirir desde una foto firmada por Taylor Lautner o Robert Pattinson a la camiseta que llevaba Jasper en Crepúsculo durante la escena del partido de beisbol (firmada por Jackson Rathbone) o incluso una cena con los cinco actores invitados a la convención (por la que se llegó a la vertiginosa cifra de 700 libras).

Por último, había una sala donde estaban expuestos todos los trajes de la película, pertenecientes a la colección privada de John Henson. Y donde también podías encontrar fotos firmadas por los Hillywood Show (los que recientemente hicieron una graciosísima parodia-musical de Luna Nueva y que ya en otras ocasiones han parodiado la saga con gran éxito) y una camiseta de ellos en la que se podía leer “Team Hillywood”.

En fin, con todo esto, espero haber saciado vuestra curiosidad sobre este evento. Podría tirarme horas entrando en más detalles pero eso haría de esta crónica un auténtico testamento difícil de leer, así que me conformo con que al menos sepáis todo lo importante sobre esta maravillosa convención. Reitero mi deseo (como ya comenté en una noticia de la web) de que la convención que nos tiene preparada KLZ Events en Barcelona para noviembre esté por lo menos tan bien organizada como ésta.